individual

INVERNADEROS

 

 

 

INVERNADERO CENITAL

El invernadero tipo cenital se caracteriza por tener una ventila cenital de 1.0 m, cuya función es liberar el aire caliente, que por diferencia de densidad se acumula en la parte superior del invernadero, adicionalmente, la estructura cuenta con ventilas laterales de 2.8 m.


La apropiada disposición de las ventilas conducirá a que la temperatura en el interior del invernadero sea la óptima para el desarrollo de los cultivos. La estructura es robusta, lo que permite el tutoreo.

 



Ficha Técnica

 

INVERNADERO SIERRA

El invernadero tipo sierra se caracteriza por contar con arco diente de sierra con una abertura de 2.0 m y ventilas perimetrales de 2.8 m, logrando un aprovechamiento máximo de la ventilación natural y el control adecuado de la temperatura y la humedad relativa.


 



Ficha Técnica

 

INVERNADERO GÓTICO

El invernadero tipo gótico se caracterizan por tener una doble ventila cenital tipo gótico, lo que permite albergar el mayor volumen de aire al interior, favoreciendo el ahorro energético.


El diseño de la estructura acarrea una mejor ventilación, luminosidad, aprovechamiento de la radiación solar, permite la evacuación de la condensación disminuyendo el riesgo de goteo sobre el cultivo, gracias al desagüe de la condensación a los canalones.


 



Ficha Técnica

 

INVERNADERO TIPO TÚNEL

El invernadero tipo túnel se caracteriza por su estructura en forma de túnel, carece de ventilas cenitales, cuenta con ventilas laterales de 2.8 m, limitando la producción a invernaderos de poca longitud, ya que podría ocasionar estrés en las plantas más alejadas del perímetro de la estructura.


Este tipo de invernaderos se utiliza cuando el cultivo a establecer no requiere evacuaciones de grandes cantidades de aire, minimizando las pérdidas de calor. Estos invernaderos son adecuados para cultivos de bajo a mediano porte y explotaciones intensivas.

 



Ficha Técnica

 

CASA SOMBRA

Las casa sombra son recomendadas para lugares en que las condiciones climáticas no son tan adversas como las sanitarias.


El elemento fundamental es la malla que sirve como cubierta, y cuya densidad de sombra puede variar, evitando la entrada de insectos nocivos para el cultivo, ofrece protección contra granizo, controla los daños causados por el viento y disminuye la radiación.


Esta estructura no ofrece protección contra la lluvia, ni bajas temperaturas, por lo que no se recomienda cuando hay registros de precipitaciones y temperaturas que puedan ser perjudiciales para el cultivo.


En función del tipo de explotación que se pretenda realizar, las estructuras podrán tener o no soporte para carga del cultivo.

 



Ficha Técnica